Social Icons

jueves, 3 de febrero de 2011

El viejo, el niño, el burro y los demás

Estimados seguidores del blog, colegas y amigos:

Reciban la entrega tradicional de esta semana en donde analizaremos al amparo de la fábula que tengo como título; el valor de la amistad y los comentarios constructivos, espero que les guste.

Cierto día; El viejo decidió visitar a sus amistades en el pueblo cercano, es buen momento para estar con ellos -pensó para sí refiriendose a sus amigos- así que sin más tiempo que perder preparó sus cosas e invito a su nieto para que lo apoyara con el viaje y cargo a su mula con las cosas necesarias para tal fin.

Una vez emprendido el camino al correr de las horas pasaron por donde otros viajeros iban y de ellos escucharon el siguiente comentario: ¡Viejo abusivo! mira nada mas, el montado en el burro y el niño caminando... al instante el viejo bajo de la montura y dejo que el niño tomara un descanso en el lomo del animal.

Otros tantos kilometros recorridos y nuevamente los comentarios de las personas: ¡mira nada más! que niño tan abusivo, él es joven y puede resistir la jornada, debe dejar descansar al burro, un poco contrariado por estas palabras, el viejo le solicito a su nieto que bajara del pobre animal, pensando que sería lo correcto y continuar así hasta su destino final.

Antes de la llegada al pueblo donde vivían sus amigos, un último comentario de las gentes dieron al traste con la paciencia y cordura del viejo: ¡Que tontos ese par! ¡que desperdicio de animal! para eso son los burros, para utilizarlos como transporte...

Estimados lectores: Si bien es cierto que los comentarios deben ser útiles para mejorar nuestra vida y actividades, no es correcto tomarlos en la literalidad de las palabras. No hay que perder de vista que la mejor decisión está en nuestras manos, no teman equivocarse y no se preocupen por el que dirán las otras personas, hay que seleccionar lo que en verdad nos ayuda a crecer y alcanzar nuestros objetivos planteados, lo importante es llegar al culmen de nuestros proyectos y sueños, el cómo hacerlo puede variar dependiendo de la óptica muy personal de los demás, pero no influir en la decisión final, esa nos corresponde a cada uno de nosotros.

Saludos cordiales y gracias por el seguimiento a este blog.

CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López
Consultor Fiscal
twitter: @gabriel_fiscal

5 comentarios:

  1. Definitivamente y concluyo lo siguiente:

    Toma los comentarios de quien vienen y como vienen pero sobre todo no olvides que su opinion no debe influenciarte.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente mi estimado José Pérez, la decisión final debe ser personal, sólo debemos tomar consejo, pero no dejar que decidan por nosotros.

    Gracias por tu valioso comentario y te invito a hacerte seguidor del blog.

    Un abrazo y los mejor de la vidad para tí.

    ResponderEliminar
  3. Dejar que el agua del rio siga su camino, toma lo necesario, lo demás, no lo necesitas. El día que pongamos en práctica esta reflexión en todo lo que hagamos, ese día caminaremos con la frente en alto y diremos soy una persona FELIZ. Solo tu tomas la opción de ser feliz por lo que eres, sin tener que tomar en cuenta lo que piensen de tí. Ahi esta la invitación, yo ya empecé y quiero seguir por este camino. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  4. Al final cada quien elige lo que desea hacer con su vida, los comentarios y criticas constructivas nos permiten saber otro punto de vista, sim emabrgo las desición es totalmente personal. Bonito fin de semana !

    ResponderEliminar
  5. Excelente artículo, Así debemos ser en nuestra vida diaria. No dejarnos llevar por las apreciaciones parciales de las personas. Debemos tener siempre claros nuestros objetivos y dirigirnos hacia ellos. Felicidades Gabriel

    Jazunigar

    ResponderEliminar