Social Icons

jueves, 24 de febrero de 2011

La cadena del Elefante

Estimados lectores:

El día de hoy les traigo una historia que estoy seguro les gustará y que trata de exaltar los valores de cada persona independientemente de las "cadenas"  y "trampas" mentales que en ocasiones nos hacen caer y nos impiden desarrollar a plenitud nuestro potencial como seres humanos. Espero sea de su agrado.

A muy temprana edad el pequeño elefante perdió a su madre en una escaramuza y caza ilegal en la sabana, luego del martirizante viaje por caminos sinuosos, el infante fue vendido a un zoológico de la localidad en donde se le "esclavizo" una de sus patas traseras con una "cadena".

Acostumbrándose a su nueva vida, fue creciendo con aquella cadena que lo mantenía sujeto a una alcayata y a una de sus patas, sólo atinaba a estirar su trompa para recoger el alimento que le daban sus "propietarios" y en su mirada se denotaba una profunda tristeza por no poder llevar a cabo otras actividades propias del reino animal.

Pasó un lustro, un decenio y el animal que crecía en volumen corporal llegó a la plenitud de su vida, fuerte, vigoroso y de épicas proporciones, pero desafortunadamente; permanecía "atado" a su ya incipiente e insignificante cadena. La vida continuaba tal y como había sido desde su esclavitud a temprana edad y continuaba recibiendo el alimento y paseo diario hasta donde le era permitido por su "objeto de sujeción". La vida prosiguío en los mismos términos hasta su deceso. Descanse en paz el excelso y majestuoso animal.

Pues bien, estimados lectores, ¿Qué nos deja esta historia de enseñanza?:

Durante nuestra vida personal, familiar, laboral, social, etc., nos enfrentamos a situaciones o paradigmas esclavizantes que nos impiden crecer o llevar a concretar buenos proyectos, frases como: ¡No puedo!, ¿Para qué lo intento? si fracasaré..., me dice que no puedo llevarlo a cabo..., en lo personal, muchas veces he escuchado palabras de desaliento o conformismo de muchas personas que teniendo mucho "potencial" interior y profesional como el elefante de la historia prefieren seguir "atados" a ideas similares a la cadena que le impedía a nuestro amigo moverse a sus anchas, disfrutar de nuevos horizontes, gozar de los buenos momentos de la vida.

Si lees correctamente el mensaje estimado lector, podrás ver que muchas veces somos "presa" de nuestras "cadenas" o "trampas mentales" que nos hacen ser conformistas, nos vencen, que minan nuestra voluntad de seguir creciendo día a día, ¡no permitas esto!, ¡libera el "potencial" que llevas dentro que se equipara al volumen, fuerza y majestuosidad del elefante!, al final de camino, sentirás que tu crecimiento es mayor a la cadena que te sujeta y todo tu entorno será distinto. Te habrás librado fácilmente de tu "esclavitud" mental.

Por cierto, tenemos muchos "elefantes como el de la historia" en el entorno familiar, personal, profesional, académico, etc., ¡dales una mano para que salgan adelante!.

Su amigo.

CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López
Consultor Fiscal

twitter: @gabriel_fiscal


1 comentarios:

  1. Muy atinada la historia. Estas barreras del, no puedo, vienen desde casa; les suena familiar estas frases: Bajate de ahi que te caeras, ah si tenias que ser tú, para que juegas si vas a perder, si seras tonto, gordo, retrazado...uffff y podria seguir. Estas palabras retumban en nuestro corazón, y cuando somos grandes las llevamos a nuestra practica diaria, y llegamos a creer que lo que me decían en casa, es cierto. Es tiempo de dejar a un lado esas cargas, perdonémos y sigamos adelante, a quitarse las cadenas amigos, y seamos un verdadero elefante, con fuerza y vigor, a enfrentar los retos de la vida.

    Serio que me motiva leer estas historias, gracias Gabriel por tu tiempo y esfuerzo. Ahi dejo mi comentario, Dios los bendiga.

    @cpc_reyes en el twitt

    ResponderEliminar